Las ideas de los náufragos

¿Despotismo democrático?

Posted on: 8 April 2010

Me gustaría mostraros algunas viñetas del genial Miguel Brieva (puedes leer una entrevista aquí).

Esta semana en 1º de Bachillerato hemos empezado a tratar el tema de la libertad.  ¿Podría considerarse el evidente conformismo de la actual sociedad una ausencia de libertad? Veamos el siguiente texto:

Quiero imaginar bajo qué rasgos nuevos el despotismo podría darse a conocer en el mundo; veo una multitud innumerable de hombres iguales y semejantes, que giran sin cesar sobre sí mismos para procurarse placeres ruines y vulgares, con los que llenan su alma.

Retirado cada uno aparte, vive como un extraño al destino de todos los demás, y sus hijos y sus amigos particulares forman para él toda la especie humana: se halla al lado de sus conciudadanos, pero no los ve; los toca y no los siente; no existe sino en sí mismo y para él solo, y si bien le queda una familia, puede decirse que no tiene patria.

Sobre esto se eleva un poder inmenso y tutelar que se encarga sólo de asegurar sus voces y vigilar su suerte. Absoluto, minucioso, regular, advertido y benigno, se asemejaría al poder paterno, si como él tuviese como objeto preparar a los hombres para la edad viril; pero, al contrario, no trata sino de fijarlos irrevocablemente en la infancia y quiere que los ciudadanos gocen, con tal de que no piensen sino en gozar. Trabaja en su felicidad, mas pretende ser el único agente y el único árbitro de ella; provee a su seguridad y a sus necesidades, facilita sus placeres, conduce sus principales negocios, dirige su industria, arregla sus sucesiones, divide sus herencias y se lamenta de no poder evitarles el trabajo de pensar y la pena de vivir.

Después de haber tomado así alternativamente entre sus propias manos a cada individuo y de haberlo formado a su antojo, el soberano extiende sus brazos sobre la sociedad entera y cubre su superficie de un enjambre de leyes complicadas, minuciosas y uniformes, a través de las cuales los espíritus más raros y las almas más vigorosas no pueden abrirse paso y adelantarse a la muchedumbre: no destruye las voluntades, pero las ablanda, las somete y dirige.

Tocqueville, La democracia en América (1835).  Citado en O. Brenifier, Aprendiendo a filosofar, Laberinto, 2006.

Es un texto de Tocqueville, pensador del siglo XIX. Él fue quien propuso el concepto de  despotismo democrático. Te propongo que averigües qué significa y que respondas a estas dos preguntas (recuerda identificarte poniendo tu nombre y clase en el comentario):

  1. ¿Crees qué tiene sentido hablar de despotismo democrático en nuestra actual sociedad? En ese caso, ¿cómo podríamos caracterizarlo?

  2. La dictadura tradicional destruye las voluntades. En tu opinión, ¿podría la democracia hacer algo similar? Argumenta el por qué.

Está actividad está dirigida a todos los cursos (4º ESO, 1º y 2º BACH). Tened en cuenta que podéis contestar a cualquiera que deje una respuesta y dialogar entre vosotros mediante los comentarios. Invitamos a lectores que se hayan cruzado con nosotros en la red a expresar su opinión si lo desean.


34 Responses to "¿Despotismo democrático?"

http://www.pascualserrano.net/noticias/espana-la-201cilegalizacion201d-legal-de-la-izquierda

“Se sigue delimitando la frontera entre dictadura y democracia por una línea perfectamente definida, pero se trata de un gran error. El límite entre democracia y dictadura puede ser más nebuloso de lo que se piensa….”
Ese artículo, de ayer mismo, está relacionado con el tema, merece la pena leerlo.

1. No, porque partiendo de una idea en la que los dirigintes que elegimos acaban por hacer lo que quieren y manipular a la sociedad que les ha elegido, tendríamos que estar constantemente haciendo una especie de referendums para dar el visto bueno a cualquier decisión de una manera democrática. Esto supondría una manera eficaz pero extremadamente lenta de llevar adelante una sociedad en un mundo que a día de hoy avanza a un ritmo desenfrenado.

2. Quizá vaya a exponer una idea que a primeras suene un tanto extremista, pero simplemente voy a exponer una visión muy fría a continuación. Una democracia es una especie de dictadura en la que el pueblo va eligiendo sus nuevos “dictadores” cada cierto tiempo. La única diferencia es que una dictadura reprime la libertad de opinión, y castiga a todo el que piense de manera contraria al régimen.
Llego así a una conclusión en la que quiero expresar que la democracia exenta de influencias no morales y financieras, en ningún caso puede llegar a destruir nuestra voluntad (como fue el caso de la democracia en Atenas). Pero si puede hacerlo la democracia de hoy en día que se desarrolla en un capitalismo desenfrenado que en muchas ocasiones no para de bombardearnos con publicidad en el momento en el que usamos cualquier medio de comunicación. Detrás de esas influencias existe alguien que las controle, alguien que independientemente del gobierno presente, impone su voluntad y controla el mercado a nivel internacional.
No estoy muy seguro de quien es ese “alguién”, pero hace que toda la sociedad en la que vivo parezca muy “democrática”.

Sí. la democracia actual esta caracterizada por el poder usados por unos pocos, los cuales manipulan a la población con sutiles sobornos y chantajes. El problema no esta en quienes son ni por que lo hacen(seguramente ansias de dinero y poder) sino por que el pueblo nos dejamos influenciar sabiendo lo que esta pasando.

Sí , pues loa democracia en un principio se creo para la organización de las pequeñas polis, pero no para la gran variedad de personas diferentes ni de territorio que abarcan los territorios democráticos actuales. Las opiniones se generalizan, suprimiendo la originalidad de ver el mundo de cada uno. Las ideas pueden ser totalmente diferentes y ser igual de útiles pero como los políticos las generalizan para tenernos contentos, nos quedamos con una idea cutre que no se vende ni en un chino.

1.
Sí, creo que en nuestra sociedad si podemos hablar de despotismo democrático, que se caracteriza por la existencia de un gobierno que está por encima de los ciudadanos, que elige las leyes, su seguridad… los ciudadanos tienen el voto pero el gobierno siempre estará por encima.

2.
En mi opinión, la democracia no destruye las voluntades ya que permite a los ciudadanos una participación y una libertad que la dictadura no ofrece.

1. Sí porque, hoy en día seguimos estando controlados y sometidos a la voluntad de los políticos y presidentes que dirigen nuestro país. Es cierto que somos nosotros quienes elegimos quien queremos que nos gobierne, pero siempre caemos en la misma trampa, la de creer todo lo que nos dicen, lo que nos prometen, solo para llegar al poder, se preocupan de nosotros, pero cuando han conseguido lo que quieren, se olvidan de los demás, y solamente se preocupan en enriquecerse.

2. Según el texto, la democracia no destruye las voluntades, solo las ablanda, las moldea para poder controlarlas. Yo estoy de acuerdo con esto, porque, lo que puede hacer es mostrarnos caminos más fáciles, por donde podemos ir, y así, acabamos haciéndoles caso.
Podemos actuar de dos maneras; una, como estamos acostumbrados, siguiendo nuestra voluntad, y dos, dejandonos llevar por los caminos más fáciles, los que nos muestran los demás, y a los que hacemos caso, porque son los más cómodos.
Pero la voluntad no se destruye, sigue hay, y en el momento en que no nos muestren el camino fácil, haremos caso a nuestros propios criterios.

1.¿Crees qué tiene sentido hablar de despotismo democrático en nuestra actual sociedad? En ese caso, ¿cómo podríamos caracterizarlo?
Sí, en la sociedad actual los partidos políticos nos intentan convencer de que vivimos en una democracia pero pienso que no es el caso. En una democracia auténtica no hay apenas corrupción y la opinión pública está muy bien informada. Creo que en nuestra sociedad se da una democracia diferente a esta que acabo de describir, pienso que los políticos lo único que piensan es en permanecer en el poder el mayor tiempo posible, el partido político ganador se ve habilitado para hacer todo lo que quiera sin contar con la opinión del pueblo. Por todo esto es por lo que creo que en la sociedad actual en la que vivimos tiene mas sentido hablar de un despotismo democrático que de una democracia parlamentaria.

2.La dictadura tradicional destruye las voluntades. En tu opinión, ¿podría la democracia hacer algo similar? Argumenta el por qué.
Creo que en cierta medida sí. Nos intentan convencer de que tenemos total libertad para hacer lo que queramos pero en muchas ocasiones estamos manipulados por publicidad, por opiniones de los demás y por un sinfín de charlas por parte de determinadas personas que nos intentan convencer de lo que ellos quieren tratando de destruir nuestras propias voluntades

* Despotismo democrático, doctrina política donde los déspotas ponen algunas opciones al pueblo para que elija pero sin salirse nunca de los límites por ellos impuestos.

1-Aparentemente no tiene sentido hablar de despotismo democrático actualmente. En nuestra sociedad existe una democracia donde el pueblo interviene en las decisiones que después toma el gobierno, haciéndose participe en la política mediante una votación que exige una mayoría para poder aprobar una ley. No hay ninguna persona que tenga tal autoridad para hacer del pueblo lo que a él más le convenga o le apetezca, imponiendo sus propias leyes. Aunque esto sea en teoría hay que reconocer que en la práctica la actuación del pueblo en la politica es de manera indirecta y en casos muy concretos, y esto no debería ser así porque en una democracia predomina el poder del pueblo sobre los políticos y no es así. Por esta razón la definición de despotismo ilustrado no se encuentra tan alejada de la definición actual de democracia.

2-Al contrario la democracia utiliza las voluntades de los ciudadanos para hacer una política que les favorezca en algunos aspectos; eligiendo a sus representantes, dando la aprobación a futuras leyes… si bien como he dicho antes es muy difícil tener influencia sobre los políticos ya que aunque nosotros tuviésemos una idea para resolver los problemas existentes ellos no lo aceptarían por desprestigio, además irremediablemente su forma de gobernar nos afecta en nuestra manera de pensar ya que nos intentan convencer de que el gobierno por si solo lo puede resolver todo.

1. Sí, debido a que hoy en día estamos sometidos a la voluntad de los políticos, que por otra parte hemos elegido la mayoría de la población, debido a que nos intentan convencer de que con ellos irá todo mejor, pero lo único que buscan es su propia satisfación y permanecer mucho tiempo en el poder para ser reconocidos y tomar las decisiones que vean convenientes sin opinión de la población, como bien define la palabra despotismo; primero yo, despues yo y después los demás.

2.En cierto modo sí, debido a que nuestra libertad no es completa y estamos manipulados por los anuncios ya sean en la televisión, en la prensa… que nos manipulan aunque parezca que no, por ejemplo a la hora de comprar algo porque está de moda. Pero no cabe duda de que la democracia ofrece mayor libertad a la población que la dictadura.

1. Yo no creo ni que si ni que no. Porque por una parte si que es verdad que los dirigentes a los cuales votamos hacen aveces falsas propuestas de lo que van hacer, como dice Jorge, no podriamos estar haciendo referendums por todo lo que ellos crean conveniente cambiar en nuestra sociedad
2 Yo pienso que en la democracia solo se destruyen las voluntades de aquellos que han salido desfavorecidos con las votaciones , pero un mi opinion ni mucho menos podemos comprarla con una dictadura

1. Sí y no. El único sistema político que nos podría dar total libertad es precisamente la ausencia de sistema político. Incluso en esta “democracia”, toda nuestra vida está controlada por las leyes y tradiciones, eligiendo uno de los varios esquemas que nos proponen: puedes elegir el esquema de izquierdas, el de centro o el de derechas. En cualquier caso, si la ley te obliga a estudiar hasta los 16, lo harás; si te prohíbe abortar, no podrás hacerlo sin penalización. Se podría comparar con un restaurante, eres “libre” de elegir entre los distintos platos que te ofrecen, pero no puedes crear tu propio plato.
Aunque no es realmente libertad, el paso de dictadura a democracia ha supuesto una extensión de esos márgenes que siempre han limitado la vida humana. Sin embargo, no creo que el problema esté en los límites que la política impone a nuestra libertad (leyes), que en cierto modo son necesarios. Son más bien la sociedad y sus costumbres las que nos limitan, y no creo que haya leyes sobre costumbres. Es decir, ninguna ley dice “te debes casar, formar una familia y trabajar para mantenerla” o “debes estudiar una carrera”.
El problema no es político.
Por lo tanto, aunque no pienso que sea una verdadera “democracia”, creo que tampoco se podría hablar de “despotismo”, porque existe libertad, aunque sea limitada.

2. Como he dicho antes, nunca habrá total libertad bajo ningún sistema político. La semejanza entre dictadura y democracia, es que las dos limitan las voluntades; la diferencia, que la segunda amplía los márgenes. En la primera, debes hacer lo que diga uno; en la segunda, lo que diga la mayoría (e incluso en algunos casos, no importa lo que diga la mayoría). Pero no existe la opción de hacer lo que tú digas. Sin embargo, no creo que ninguna de las dos pueda destruir las voluntades, porque aunque puedan controlar lo que hacemos, no pueden controlar lo que queremos hacer.

1º Es cierto que en este país existe un despotismo demócratico, sin embargo, al contrario de lo que opinan Marta, Gema y Pablo, eso no es culpa de unos pocos dirigentes de la élite política que busca que eso sea así (no creo en teorías conspiranoicas) sino de nosotros mismos, somos nosotros quienes hemos creado la sociedad que existe en estos momentos. No es culpa de un político malvado que un 65% de los jovenes del país se interese muy poco o nada por la politica. Por tanto, yo caracterizaría nuestro despotismo democrático como el aprovechamiento de unos cuantos listos que se han aprovechado de nuestra indiferencia y por tanto, de nuestra tremenda ignorancia.

2º Creo que la democracia no fue creada para destruir voluntades, al contrario que las tiranías y dictaduras. Si alguien cree que la democracia es un peligro y que no se debe escuchar nada de lo que dicen los políticos o pro-sistema, se dará cuenta de que nadie se lo va a impedir, y que es libre de pensar tal y como lo hace… dudo que tenga esa posibilidad en una verdadera dictadura.

1.¿Crees qué tiene sentido hablar de despotismo democrático en nuestra actual sociedad? En ese caso, ¿cómo podríamos caracterizarlo?
Si. Los partidos políticos intentan convencernos, hoy en día, de que vivimos en una democracia. Pero no es el caso. La democracia consiste en que el pueblo elige a sus gobernantes, pero sinceramente, muy pocas personas de las votantes, eligen a sus partidos por decisión propia. La gran mayoría se decanta por un partido o por otro, ya sea por sus padres, por sus abuelos, por las cadenas de television, por los periodicos, por los anuncios… en definitiva, no creo que sea una democracia justa y correcta. Los partidos que ganan son los que mejor han jugado sus cartas para ganar, y no los que mejor van a gobernar el país, por eso creo que vivimos engañados, manipulados, y manejados por la sociedad actual, como se puede ver en la foto que dejo a continuación.

http://www.camineo.info/tpllib/img.php?im=cat_207/7874.jpg&w=240&h=279

2.La dictadura tradicional destruye las voluntades. En tu opinión, ¿podría la democracia hacer algo similar? Argumenta el por qué.
Sinceramente, creo que sí. Puedes ser dictador, o presidente del gobierno de un país democrático, pero el poder termina cambiando a las personas. Una cosa es haber elegido a un partido político, y otra es que te gusten sus propuestas. En una dictadura, todo lo que hace el “dictador” se ve con malos ojos, pero, ¿y en una democracia? ¿Están bien todas las nuevas leyes solo porque hayamos votado a ese partido? Yo creo que la democracia, con el paso del tiempo, termina siendo un principio de dictadura, sobretodo si el mismo gobierno, y el mismo presidente, dura mas de una legislatura.

1-¿Crees qué tiene sentido hablar de despotismo democrático en nuestra actual sociedad? En ese caso, ¿cómo podríamos caracterizarlo?
Yo creo que si hay despotismo democrático en nuestra sociedad actual debido a que estamos controlados por la gente que tiene mucho mas poder que nosotros como los políticos, el gobierno etc…Por ejemplo cuando votamos a un partido político nos prometen que van a hacer ocho mil cosas, pero en realidad solo quieren nuestros votos para después hacer lo que ellos quieran y salirse con la suya, porque también podrían hacer que la gente votase para que una ley se aprobara o no, que seria lo correcto, pero no lo hacen….
2-La dictadura tradicional destruye las voluntades. En tu opinión, ¿podría la democracia hacer algo similar? Argumenta el por qué.
Yo creo que no las destruye, porque en una dictadura no tienes capacidad de elección, lo que digan los gobernantes, lo es. Sin embargo en una democracia tu tienes derecho a dar tu propias opiniones sin miedo a nada y sin que nadie te lo impida, dando así tu opinión sobre lo que crees que debe ser.

1. Yo creo que en parte sí, ya que algunos politicos de nuestro país no ejercen su cargo con el fin de darle un beneficio al pueblo, sino de dárselo a ellos mismos, como demuestran las tramas de corrupción.
Los políticos que hacen esto, no suelen ocupar altos cargos en el estado, pero sí en pueblos o en pequeñas ciudades, ya que piensan que en los pueblos o pequeñas ciudades, nadie se dará cuenta de lo que hacen, porque piensan que nadie se va a dar cuenta de que algo falla.

2. Sí porque se puede caer en la rutina, y por ejemplo siempre has votado a un partido, pero poco a poco, ese partido va cambiando sus ideales y acaban por no coincidir con los tuyos, y aún así los votas. Esto sucede porque has caído en la rutina de votar siempre a un mismo partido, sin pensar en que han cambiado o en que piensan ahora, lo haces porque siempre lo has hecho, porque si supieras que tus ideales no coinciden con los suyos, se supone que no lo harías.

1) ¿Crees qué tiene sentido hablar de despotismo democrático en nuestra actual sociedad? En ese caso, ¿cómo podríamos caracterizarlo?

R: En teoría no. Vivimos en un país en el que se celebran elecciones democráticas y no debería de haber ningún tipo de despotismo ni autoridad dictatorial sobre los ciudadanos, ya que estos votan a su antojo al partido político con el que simpatizan en sus ideas. Sin embargo la situación real que en la que vivimos no todo es así de transparente ni tan democrático. Los partidos políticos hacen llegar a la población información que en muchos casos no es real, manipulándola o excluyendo datos importantes. La sociedad desconfía en muchos casos de estas informaciones, debido las diferentes posturas y críticas que recibe, algo normal, que en muchos casos nos hace caer (a la población) en un pasotismo y en ciertas corrientes anarquistas que hacen de la política algo muy alejado de las verdaderas ideas de la población que quisieron ver manifestadas en determinados partidos políticos por medio de esas elecciones “democráticas”.
En mi opinión existen muy pocos partidos que verdaderamente busquen el bien del pueblo y que hagan de buena fe lo que al pueblo interesa sino que la mayoría sólo poseen un ansia incontrolable de poder y dinero, es un sector extremadamente capitalista, en mi opinión…

2) La dictadura tradicional destruye las voluntades. En tu opinión, ¿podría la democracia hacer algo similar? Argumenta el por qué.

R: En mi opinión no creo que el afán de poder y egoísmo en la sociedad sea capaz de afectar en gran medida a la libertad de un persona en sociedad, en cualquier caso, si que estará muy influido en el comportamiento y forma de ser pero creo que los seres humanos tiene esa libertad para efectuar el ritmo de su vida en la dirección en la que ellos quieran sin que les afecten las decisiones políticas…Es necesario educar a la población y enseñarla el valor de la personalidad que le permita posicionarse en la vida en el lugar y en la dirección en la que ellos quieran.

-Si, tiene sentido hablar actualmente de despotismo democrático, ya que el gobierno es el que nos controla, esta por encima de cualquier ciudadano ,ponen leyes que hacen cumplir a los demás cuando ellos no las cumplen, que a menudo solo favorecen a unos cuantos interesados. Hacen abuso de su autoridad

-No porque en una dictadura todos los poderes se concentran en una sola persona y los ciudadanos no tienen libertad mientras que en una democracia las leyes se aprueban en un congreso a votación y los ciudadanos tienen la libertad de elegir libremente a su gobierno

1º-Coincido con la idea de que no tiene sentido hablar de eso hoy en dia.Podriamos ilustrarlo con el ejemplo de los referéndums.Aunque , mirándolo bien, si llamamos democracia a lo que hacemos hoy en día, y nuestros líderes acaban haciendo lo que quieren, y se supone qu los hemos elegido nosotros ,¿por qué no?. En fin, si Solón levantase la cabeza…

2º-No hay más dictadura que la que se acepta.Hay dictadura en el fascismo,comunismo… y si, lamento anunciar que tambien en la democracia:y con esto no quiero llegar sino a una afirmación: pongamos que se llama dictadura cuando te obliga a algo ¿no?. En ese caso:¿ no nos obliga la democracia a elegir ? Me vuelvo a remitir a la idea de la democracia Griega:para que una democracia funcione todo el pueblo ha de participar en la vida política, es decir, ejercer su derecho a voto. Y eso es una obligación. Por lo tanto, una democracia no es sino otra dictadura, que destruye la voluntad del que no quiera participar en su vida política.

“todas las idologías polítcas tienen un problema: son desarrolladas por humanos”

1-En mi opinión si que se puede hablar de despotismo democrático en nuestra sociedad, ya que si bien son las personas las que eligen a sus represententes y a las ideas o propósitos que estos defienden, también es verdad que a la hora de aprovar leyes, decretos …. no se pide la opinión a la población. Además creo que en nustra sociedad la política está polarizada y solo se puede elegir entre dos grandes partidos, por lo que la opinión de las minorias se desprecia y relega de la vida política.

2-Si, por que en nuestras democracias las leyes se aprueban en funcion de la decisión de unos pocos, que en ocasiones no eligen lo que la gente desea, a fin de cuentas es una dictadura que, en lugar de sostenerse en una persona se sustenta en un partido político y en unos diputados de ese mismo partido.

¿Crees qué tiene sentido hablar de despotismo democrático en nuestra actual sociedad? En ese caso, ¿cómo podríamos caracterizarlo?

Sí, estoy de acuerdo. España tiene una democracia muy mediocre y que en la práctica no permite la participación ciudadana a excepción de las elecciones una vez cada cuatro años. En España sólo votamos a los partidos políticos por sus líderes y sus propuestas, pero una vez que han llegado al poder es casi imposible para un ciudadano corriente intervenir en el gobierno de su país, a diferencia de otros países con una democracia en condiciones donde los ciudadanos eligen a las personas que les van a representar en las cámaras legislativas y estos representantes tienen un compromiso con sus votantes.

La dictadura tradicional destruye las voluntades. En tu opinión, ¿podría la democracia hacer algo similar?

Manipularlas sería la palabra correcta; actualmente la clase política está considerada por los españoles como el tercer problema más importante según el CIS. Se ha perdido la confianza en los políticos y nadie espera que resuelvan los problemas que afectan a España, es más, los vemos como un obstáculo. Lo más grave es que esto ha desactivado la voluntad de los ciudadanos para plantar cara a los políticos y ejercer presión para cambiar la situación porque los consideramos algo distante e inalcanzable, nadie mueve un dedo y las pocas personas que se atreven a levantar la voz son censuradas por “políticamente incorrectas”.

-Entiendo que despotismo democrático es una forma de gobierno en la que una persona o un grupo de personas relacionadas tienen el poder absoluto sobre el pueblo

1. ¿Crees qué tiene sentido hablar de despotismo democrático en nuestra actual sociedad? En ese caso, ¿cómo podríamos caracterizarlo?

Creo que cada día nos acercamos más a tener una forma de gobierno como el despotismo democrático, pero no solo por culpa de los políticos si no también por nuestra propia culpa.

Es verdad que hoy en día nosotros hemos perdido el derecho a votar por lo que queremos, ya que solo votamos cada x tiempo para elegir el partido y a la persona en la que mas confiamos para gobernar el país, pero solo para eso ya que en temas mas o menos importantes en los que pienso que nosotros debíamos haber participado no nos han dejado y han decidido por nosotros sin que les importara nuestra opinión y solo pensando en ganar votos, por ejemplo en temas como: aprobar el matrimonio gay, aprobar el derecho de abortar sin el consentimiento de los padres a partir de los 16 años, donar dinero a Grecia para que pueda salir de la crisis,…

Pero hay que ponerse a pensar por qué ocurre esto y pienso que nosotros tenemos algo de culpa porque vivimos ajenos a temas muy importantes que ocurren alrededor nuestro y uno de ellos es la política. Cada día somos más ignorantes en este tema y no queremos saber lo que es y por eso nos manejan como quieren y para donde quieren sin que nosotros protestemos ya que no sabemos lo que están haciendo, ni lo que esta pasando debido a nuestra ignorancia en el tema. Debemos preocuparnos mas por nuestro futuro y la política queramos o no puede influir en él por eso debemos saber lo que estamos tratando en todo momento, debemos defender nuestros derechos y dejar de ser unos conformistas con lo que pasa en nuestro alrededor y tenemos que hacernos escuchar en los momentos necesarios.
En resumen no creo que se pueda hablar de despotismo democrático aunque lo que estamos viviendo se parece pero tampoco se puede hablar de democracia en la actualidad.

2. La dictadura tradicional destruye las voluntades. En tu opinión, ¿podría la democracia hacer algo similar? Argumenta el por qué.

No destruye nuestra voluntad, ya que no nos prohíben expresar nuestras propias opiniones como hacen en cualquier dictadura. Pero hay veces que lo parece porque no nos dejan decidir en todo momento lo que queremos si no que muchas veces nos imponen las cosas por que así lo dicen ellos y lo han elegido pisando nuestras opiniones.

¿Crees qué tiene sentido hablar de despotismo democrático en nuestra actual sociedad? En ese caso, ¿cómo podríamos caracterizarlo?

1. Sí,creo que tiene cierta vigencia, porque, como ya señalaba Tocqueville, el ciudadano sigue hoy en día refugiado en su individualismo, en su esfera privada. Prefiere vivir bajo la tutela del estado o gobierno, que es quien debe asegurar su “felicidad”, renunciando, en cierta medida, a su propia actividad política.

La dictadura tradicional destruye las voluntades. En tu opinión, ¿podría la democracia hacer algo similar?

2. Sí, hay cierta uniformidad ideológica y cultural, incluso pasividad política. La democracia no hace nada por evitar las diferencias sociales y económicas y no hay una respuesta de los ciudadadnos. Se debería fomentar la participación ciudadana en las instituciones políticas, mediante el fortalecimeinto de organismos de gobierno intermedios. Al igual que Ignacio, creo que deberíamos adoptar otra actitud y luchar por aquello en lo que creemos, en lugar de aceptar sin más lo que nos ofrecen.

1. En mi opinión vivimos en la sociedad del despotismo democrático. ”Todo para el pueblo pero sin el pueblo” Los políticos se llenan la boca de palabras vacías, de falsas promesas alegando al bien común pero lo único que buscan es su propio beneficio
Un claro ejemplo es el sistema educativo vigente en cual deciden unos señores sin tener en cuenta las necesidades que hay en las aulas. Y lo más paradojico de todo esto es que vivimos en una democracia (poder del pueblo),en la que elegimos a nuestros gobernantes por medio del voto, ¿pero en verdad somos un pueblo soberano? No, somos más bien una masa, un rebaño al que manejan a su antojo. Pero la culpa de todo este problema la tenemos nosotros. Si, nosotros por dejarnos manipular, por no preocuparnos por aquello que los griegos denominaban la ”polis”. Hemos olvidado el concepto de ciudadanos para convertirnos en meros individuos, en meros títeres.
Como dice Tocqueville:”trata sino de fijarlos irrevocablemente en la infancia”
Nos distraen como hacían los romanos ”Panem et circem” asi el pueblo distraido no potresta, no da problemas.
Los romanos preparaban baños de sangre en los anfiteatros para la simple distraccion del pueblo, luego las actividades lúdicas pasaron a ser unas reuniones entre los habitantes que quedaban para ver como ahorcaban, como guillotinaban o como torturaban a la gente, para ver el ocioso sufrimiento.
Ahora: ”Pan y Toros” ”Pan y fútbol”
Esto se ve claramente en los porcentajes de audencia de la televisión. ¿Cuales son los programas que triunfan? Aquellos en los que las personas quedan denigradas, aquellos en los que la gente destapa sus miserias. ¡Qué triste que haya tanta gente cualificada en paro, mientras estos inverbes se llenan los bolsillos sólo por contar con quien se acuestan. Pero en fin, esto es lo que el pueblo quiere: ver las bajas pasiones de la gente para soliviantar las suyas propias o para simplente olvidarse por un tiempo de ellas.
Luego también esta ahora muy de modo decir que uno es apolítico. Para mi eso es como una especie de renuncia de tu libertad. Si no te expresas con tu voto, sino te implicas en la política estas diciendo en otras palabras que te da igual lo que hagan con tu país. Ahora bien sino cumples tu deber como cuidadano, luego no pretendas hacer uso de tus derechos y quejarte porque no te expresaste cuando lo tenias que haber hecho.
Vivimos en la sociedad que ”mira para el otro lado” ante los problemas. Claro es mucho más fácil pasar, que intentar hacer algo y asi, entre los que miran para otro lado, entre los que dejan que sus neuronas se disuelvan en la sociedad del consumismo y la telebasura y los que ya no tienen fuerzas para seguir luchando por que la frustracion ha podido con ellos, por que se ven impotente, nuestras vidas quedan en manos de unos pocos ambiciosos sin escrupulos ni ética.
Y esto es nuestra democracia, una democracia en la que el pueblo casi nunca alza la voz y si lo hace apenas se oye por que no tiene fuerza o por que la voz de unos pocos valientes apenas se oye y si alguna vez lo hace ya se encargarán de taparles la boca.

2.La democracia no destruye la libertad sino que hace que unos ciudadanos libres gobiernen. Pero en su mal uso radica la falta de libertad. Las personas renunciamos a nuestra voluntad para dejar nuestras decisiones en manos de otros que no conocen este concepto, que se guían por la ley ”del poder por el poder” y que no se detienen por que vayan a violar nuestra libertad si eso les va a reportar algun beneficio.

Estoy de acuerdo con Carlos” la política está polarizada y solo se puede elegir entre dos grandes partidos, por lo que la opinión de las minorias se desprecia y relega de la vida política”

1. S í.
En la actualidad existe en nuestro país una democracia, es decir, los políticos venden sus propuestas o más bien lo que el pueblo quiere escuchar esperando una votación como respuesta y el día de las elecciones el pueblo elige al que quiere que sea su representante en función de muchos criterios, como son sus pensamientos, su conformidad con las propuestas, el convencimiento por parte de debates o publicidad.
Pero en el momento en el que suben al poder no cumplen con sus propuestas, e incluso abusan de sr representantes del pueblo aprobando alguna ley siendo esta rechazada por un cierto grupo mayoritario de la población como , por ejemplo la ley del aborto a los 16 años sin necesidad del consentimiento paterno.
En definitiva nuestra forma de gobierno ya no es una democracia se ha convertido en un despotismo democrático por el abuso del poder frente a un pueblo que es ignorante ante la política porque así lo ha elegido o así lo ha creído conveniente.

2. En teoría la democracia no destruye las voluntades porque es el pueblo el que tiene que elegir a su candidato pero si de verdad quieres mostrar tu elección tienes que decantarte por uno y a veces, como deber, no tienes mas remedio que elegir uno o votar en blanco pero eso indicaría que te da igual y en ese momento lo haces por la fuerza, es decir, como dice el texto hay momentos en los que tu voluntad se ve ablandada, sometida o dirigida. Cada vez que realizas lo que quieres hacer estas realizando tu voluntad y la democracia suele impedir nuestra voluntad cuando ésta perjudica a los demás.

1.¿Crees qué tiene sentido hablar de despotismo democrático en nuestra actual sociedad? En ese caso, ¿cómo podríamos caracterizarlo?
Si, vivimos en una epoca en la cual aunque las personas son las que eligen a los representantes que gobernaran , despues a la hora de verdad de gobernar son ellos solos y no los ciudadanos los que deciden lo que mas conviene aunque solo sea bueno para ellos o para unos pocos , en estos temas, a la hora de proclamar leyes o en cualquier otra funcion que afecta a todos en muchos casos no son verdaderamente objetivos.
Por otro lado tambien las demas personas tienen la culpa debido a que hoy en dia para las personas como dice el texto , es mas importante la propia individualidad y su propio beneficio que el beneficio comun.Las personas por tanto suelen preocuparse mucho mas por si mismas que por los demas.
Por todo esto la democracia en la que vivimos es mas bien un despotismo ilustrado en el que pocas veces se escucha verdaderamente las respuestas de todo el pueblo antes que las del gobierno.

2.La dictadura tradicional destruye las voluntades. En tu opinión, ¿podría la democracia hacer algo similar? Argumenta el por qué.
No destruyen nuestra voluntad ni nuestra libertad ya que de otra manera no podriamos dar nuestra opinión, ni elegir a aquellos que queremos que nos gobiernen, sin embargo si que la disminuye en cierto modo por que en muchas ocasiones esas decisiones que se toman no son puramente las de todo el pueblo, no son por completo las opiniones del pueblo, sino que en muchos casos se ven influidas por otras ideas mas convenientes para unos pocos.

Absolutamente cierto. Bien es verdad que no un despotismo dictatorial como en épocas pasadas, pero el individuo tiene cada vez menos importancia y son unos pocos los que deciden: el resto se dedica a obedecer. Solamente hay el propósito de satisfacer el deseo individual. Esto es lo que estamos viviendo. Nosotros nos dedicamos a votar cada 4 esperando que el gobierno lo resuelva todo: trabajo, salarios, vivienda, sanidad, educación, tecnología, justicia…

El poder está en manos de unos pocos que cada vez intervienen más en las acciones de los ciudadanos, que son votos. Entre gobierno y gobernados la distancia es inmensa: en muchas ocasiones, el gobierno actúa sin tener en cuenta a los ciudadanos. Quien se salga del “camino” pasará por la justicia.
El gobierno presume de nuevos derechos, pero en realidad se recortan los derechos de los padres, de la familia, de las instituciones no dependientes del Estado.
Y no hablemos de situaciones de crisis como las que estamos pasando ahora. Todos con la filosofía de “sálvese quién pueda”.

Considero que con esta reflexión respondo a las dos cuestiones preguntadas.

1- Bueno a la primera pregunta yo creo que si vivimos dentro de un despotismo ilustrado , el texto lo plama perfectamente , y lo que mas curioso me resulta es que data del siglo XIX por lo que el problema viene de lejos, pero sobretodo me han ilustrado bastante los comics, porque aunque algún comic es algo exagerado , el mensaje es justamente eso , vivimos en una sociedad en la que nos preocupamos de nuestro ombligo, únicamente dejando un pequeño lugar para familia y amigos , siempre con un interés tremendo, es triste pero vivimos en una continua ética teleológica , puesto que un apto adoptado por cualquier individuo se puede percibir como un gran acto de nobleza o de caridad , pero , ¿cuándo actuamos desinteresadamente? hoy en día esta muy bien hacer donaciones y etc … pero , la frase desgrabar de hacienda??… además pienso también que vivimos en un estado de despotismo puesto que en cuanto a la comunidad como tal , no somos un pais unificado , la gente no participa en política , el gobierno controla al pueblo como una madre a un niño de teta , y me parece lamentable , en España rige la ley del PP y del PSOE , por dregracia a día de hoy esto es , PP ” partido privatizador” y PSOE ” partido solo para olgazanes españoles” , es triste que grupos políticos llenos de carisma como por ejemplo Unión Progreso y Democracia de Rosa DIez , cuando le toca hablar … ¿para qué aprobechan el resto? si señores si , PARA IR AL BAÑO, es vergonzoso pero aunque PP y PSOE lo hagan mal siempre estarán hay delante…. además no hay que defender un nacionalismo exagerado , no queremos Hitlers, pero la idea griega de la polis me parece muy buena , como Aristóteles dijo ” el hombre primero es ciudadano de la polis antes que individuo , y sin al polis su vida no tiene importancia ” , en fin el problema esta claro , pero , ¿ alguna respuesta? ….

A la segunda `pregunta, en verdad es bien curiosa pero creo que no se necesitan demasiadas frases para expresar esta repsuesta , la democracia implica libertad, pero una vez que votamos nos vemos adoptando unas decisiones y plagando platos rotos de otros durante 4 años en los que nuestra voz no se oye , por lo que pienso que en parte la democracia puede robar la libertad…. a Hitler el Reichtag lo eligió , hubo votaciones y subio legalmente , sin embargo luego hizo lo que quiso…. en parte asi es , pero tenemos suerte de que Zp sea un tanto inutil, puede gobernar mal pero no tiene ideas revolucionarias como para causar algo grave , asi que menos mal que nos salió así-

1- Despotismo democrático en nuestra sociedad:
Creo que hoy en dia también existe el despotismo democrático pero más suavizado que en épocas anteriores. Como podemos ver en las viñetas, la sociedad vota al gobierno sin darle la importancia que tiene a su voto y basándose en falsas promesas. Esta sociedad tambien se puede caracterizar por estar influidos por bastantes factores, como lo que la mayoría dice o piensa, lo que nos venden o nos hacen creer. Aun así, las personas no se dan cuenta de esta influencia y se burlan al pensar en una sociedad manipulada, que en realidad es la suya propia. El gobierno se basa en hacer creer a los ciudadanos que les dará su felicidad y seguridad, por su parte, los ciudadanos son egoístas, solo quieren lo mejor para ellos y no se preocupan por la vida política en sociedad, aunque si lo piensan detenidamente se darán cuenta de la sociedad en la que viven… para la gente es más fácil aceptar una mentira sencilla que una verdad compleja.
2- ¿Dictadura similar a democracia? :
Pienso que no es lo mismo porque en la dictadura no existe la libertad y destruye las voluntades, en la democracia hay libertad para elegir la forma de gobierno que queremos, aunque estemos influidos y manipulados por este. El gobierno somete y dirige nuestras voluntades, aun así, no deberíamos dejar que pasara y utilizar la importante libertad de elección que tenemos.

1.-¿Crees que tiene sentido hablar de despotismo democrático en nuestra actual sociedad ? en ese caso, ¿Cómo podríamos cararacterizarlo? .

Ciertamente es justo ahora, en este momento, cuando creo que tiene un mayor sentido hablar de despotismo democrático en nuestra sociedad actual.
¿La razón? muy sencilla, al menos a mi modo de visionar la realidad y de percibir lo que ocurre en el mundo en el que vivo. Cuando hace apenas dos años que la democracia cumplió su trigésimo aniversario en nuestro país es cuando yo la concibo con un mayor grado de deformación.

¿Queréis que os dé una definición de lo que objetivamente es una democracia ? se trata de un sistema político en el que la toma de decisiones y actuaciones responde a la voluntad colectiva de los miembros de un grupo.
Pensadlo un momento y sin hacer alarde de nigún tipo de hipocresía ni ironía, responderme ¿de verdad pensáis que esto se corresponde con la “democracia española´´?. Pues sinceramente a mí me produce risa cargada con un fuerte sentimiento de indignación y frustración.Y lo peor
de todo es que los responsables de esta mentira y falacia en la que estamos envueltos somos nosostros mismos. ¿Por qué lo califico de mentira? ,acaso¿sabéis cuáles son los dos principios fundamentales de la democracia? la libertad y la igualdad.

Ambas dos, sin embargo, se encuentran denigradas hoy significativamente, quizás parezca algo extremista y exagerado pero yo particularmente no veo igualdad en los rostros de la gente que se encuentra por las calles de la capital sin nada que llevarse a la boca o con grandes dificultades físicas, mientras nosotros seguimos participando en la construcción de una masiva sociedad de consumo en la que incluso invertimos más de lo que, a veces, tenemos, de hecho, esto denota una falta de solidaridad tremenda y una inconsciencia absoluta y despreocupada de eso que la democracia denomina ciudadanos de pleno derecho. De la misma manera, tampoco veo reflejada la igualdad en la metodología política imperante, en la que el poder se encuentra únicamente en manos de unos pocos, como resultado del bipartidismo que nosotros mismos hemos creado, y como digo siempre, eso no es lo peor, pues detrás de esa desigualdad política en la que los partidos minoritarios quedan relegados totalmente, cabe plantearse otro interrogante ¿luchan realmente estos dos partidos por el bien común y por la sociedad del bienestar ? o por el contrario, ¿ se esfuerzan enormemente en ofrecernos a todos su mejor cara mediante asombrosas campañas políticas para obtener una y otra vez el poder y lucrarse a costa de nosotros ?cada uno es libre, creo, de pensar lo que quiera, mi opinión considero que ha quedado clara. Por otro lado, en cuanto al tema de la libertad dentro de la democracia, pienso que , en ocasiones, retomando la cuestión política, somos nosotros los que retringimos nuestra libertad y la de los demás emitiendo un voto cada cuatro años de manera sistemática y en muchos casos siempre el mismo, influenciados por nuestra ideología, sin pararnos a pensar y a realizarnos una serie reflexión crítica de si eso que estamos votando es lo mejor para nuestro país.

En síntesis, creo haber demostrado a través de los ejemplos que he ilustrado, que estamos trazando un claro camino en dirección al denominado despotismo democrático, a pesar de ello, no soy una persona pesimsista ni negativa , y pienso que es un problema de concienciación, de conformismo y de pasivismo social que de despertar a tiempo tiene remedio.

2.-La dictadura tradicional destruye las voluntades. En tu opinión, ¿Podría la democracia hacer algo similar ? Argumenta el por qué.

Si entendemos por democracia como tal, la definición que he aportado en la cuestión anterior, (“dícese de un sistema político en el que la toma de decisiones y de actuaciones responde a la voluntad colectiva de los miembros de un grupo´´), pienso que no, puesto que como ya he mencionado la verdadera democracia lleva por bandera la igualdad y la libertad, algo que difiere plenamente de cualquier régimen de carácter totalitario o dictatorial, que tiene bases como la restricción de los derechos naturales:igualdad ante la ley, tolerancia…,censura de todo tipo de libertades, de prensa, de expresión… pero si atendemos a la democracia que está surgiendo atualmente como consecuencia del proceso de transformación que está sufriendo, tal vez sí que en cierta medida las voluntades puedan ser destruidas o al menos como dice Tocqueville “ablandadas´´, especialmente en el terreno político, por los motivos que ya he explicado.

1 No porque el gobierno solo se basa en falsas promenas,nos tratan como si fueramos marionetas de nuestra sociedad controlados por unos pocos que se creen que son superiores al resto, no piensas en los intereses de nosotros,sino en su propia felicidad, yo creo que todos somos iguales y ante eso debemos respetar la buena naturaleza del individuo y contribuir a la felicidad de cada uno de nosotros ,dando mas importancia al valor de la persona que al dineroo poder.
2 la democracia no destruye nuestras voluntades, nosotros elegimos lo que queremos.son estas eleciones la que de verdad destruyen nuestras voluntades, confiamos en personas que no confian ni en ellas mismas y que muestras su cara buena cuando le interesa ,pero luego nos damos cuenta de como son y que al final no piensan en el pueblo sino en su propio pueblo en el que solo somos lo que ellos quieren que seamos.

1º No , no tiene sentido en la actualidad.Cualquier partido político al mando hará lo conveniente para él e intentará mejorar la economía global del país , sin importarle parte de la sociedad que no esté de acuerdo , habría maneras como referéndums y votaciones pero esto tardaría mucho tiempo por lo que no merece la pena.

2º Yo creo que sí.Hay muchos ejemplos en el mundo de este tipo de “dictadura”.Hugo chávez “o me eligen o saco los tanques a la calle”, obviamente esto es muy extremo y alejado de nuestras vidas, pero se puede ver en cualquier país más cercano a nosotros , cada 4 años en España elegimos a un partido político que hace lo que quiere con nosotros (dentro de los límites) , tanto unos como otros lo harán por mucho que lo intentemos remediar , viéndolo así nosotros elegimos a nuestros “dictadores” de una manera inconsciente.Esto probablemente no pase en todos los países del mundo , pero quizá si es cercano a nosotros.

1- Yo creo que si, porque tu puedes elegir a los distintos gobernantes y sus propuestas al votar, esas propuestas son elegidas por los politicos, por lo cual estas propuestas son las que quieren los politicos que se hagan y que son lo que ellos quieren que se hagan, por eso nosotros elegimos a los politicos pero a los politicos que elegimos, siempre hacen cosas que ellos quieren.

2- Yo cre que no, porque en una democracia siempre hay para elegir partidos distintos y eso es porque siempre habra diferentes voluntades en las que puedes elegir.

1. Sí tiene sentido hablar de despotismo democrático en nuestra sociedad porque con nuestro voto damos a los políticos la opción de hacer leyes y normas que nos hagan sentir bien como individuos y así dejamos de preocuparnos por el bienestar general y los derechos de los demás.
Unicamente nos preocupamos por nuestro propio bienestar.

2. No, la democracia no anula las voluntades. Aunque no estés de acuerdo con el gobierno que haya en ese momento, tus derechos y libertades como individuo siguen siendo los valores fundamentales sobre los que se rige la democracia. La voluntad del individuo es el pilar de la democracia, ya que es éste el que elige a los gobernantes.

1.Por supuesto que tiene sentido hablar de despotismo ilustrado hoy en día, ya que por desgracia, en mi opinión, los políticos y gobernantes de nuestro país son quienes nos manejan en cierto sentido formulando leyes en la mayoría de las ocasiones egoístas y que solo buscan su propio sin preocuparse en absoluto en los ciudanos, solo buscan su propio beneficio y la manera de conseguir nuestros votos para mantenerse en lo alto.

2.Yo pienso que sí, ya que al hacer estos políticos aquello que les viene en gana nos limitan muchísimo nuestra libertad, lo que deberían hacer es preocuparse más por los ciudadanos que al fin y al cabo somos quienes les podemos dar nuestro apollo para mantenerles en el poder.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

ATENCIÓN A LOS ALUMNOS

De Lunes a Jueves, de 17 a 19 h.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

Join 57 other followers

Día a día

April 2010
M T W T F S S
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Nos visitan desde…

RSS Ítaca

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 57 other followers

%d bloggers like this: