Las ideas de los náufragos

Posts Tagged ‘critica del yo

El siguiente post responde a una duda planteada por una alumna de 2º sobre la crítica que hace Hume a la idea de yo (comenta si te queda claro, por favor; tendrás que repasar a Descartes, también).

*****

Veamos. Cuando Descartes encuentra la primera verdad “pienso luego existo” cree que este conocimiento le garantiza igualmente que él mismo es una substancia pensante. Daos cuenta de que no concluye su razonamiento diciendo:

“hay un pensamiento”

sino

“hay una substancia que piensa”.

El racionalismo consideró que a partir de esta primera verdad se podía concluir  la consideración del yo como una substancia, como una entidad dotada de simplicidad y permanencia, la res cogitans.

Locke y Berkeley no rechazan este planteamiento, sin embargo Hume sí:

extrayendo todas las consecuencias de la aplicación del criterio empirista del conocimiento a esta cuestión Hume observa que, si nos atenemos exclusivamente a lo que percibimos cuando miramos hacia nuestra propia mente, no encontramos allí ninguna impresión que sea permanente, ni tampoco simplicidad, encontramos más bien continua sucesión: a un pensamiento le sigue otro, a un acto de percepción un acto de la imaginación, a éste un recuerdo, y así sucesivamente.

Tampoco encontramos simplicidad: vemos más bien que en cada momento tenemos varias vivencias de distintos tipos (sentimientos, pensamientos, recuerdos, …). En conclusión, nuestra mente no se nos muestra como una substancia pensante, es decir como algo simple y permanente, encontramos más bien pluralidad y cambio.

La tesis del yo como substancia estaría fundamentada si tuviésemos una impresión correspondiente a dicho carácter substancial, es decir, una impresión permanente a lo largo de nuestra vida psíquica, pero eso no es así, más bien ocurre que a una impresión, le sigue otra, y a ésta otra, … De este modo, Hume concluye que no existe el yo como substancia, como algo distinto de las impresiones e ideas y que sea algo así como el sujeto permanente de los actos psíquicos.

¿Cómo debemos entender el yo y nuestra mente? Hume reduce toda la vida psíquica a un mero “haz o colección de percepciones diferentes, que se suceden entre sí con rapidez inconcebible y están en un perpetuo flujo y movimiento”.

El problema con el que se encuentra esta teoría es el relativo a un dato de experiencia: nosotros sentimos que somos uno y que somos los mismos a lo largo del tiempo (al menos en lo esencial). Ante esto Hume respondería que no tenemos un fundamento racional para la creencia de la identidad personal, y que sólo la memoria, (que nos muestra la sucesión de impresiones parecidas) nos garantiza la tesis de la continuidad de nuestra vida psíquica. La memoria y la imaginación crean en nosotros la ilusión de un objeto continuo y persistente: nuestro yo.

*****

Información extraída de La torre de Babel


ATENCIÓN A LOS ALUMNOS

De Lunes a Jueves, de 17 a 19 h.

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog.

Join 63 other followers

Día a día

December 2018
M T W T F S S
« Nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Nos visitan desde…

RSS Carbonilla

  • An error has occurred; the feed is probably down. Try again later.

RSS Ítaca

RSS Una línea sobre el mar

  • An error has occurred; the feed is probably down. Try again later.